Terrenos inestables

Agua
Las juntas con anillo de elastómero aportan una flexibilidad a las canalizaciones de fundición dúctil que resulta muy necesaria como elemento de seguridad al pasar por terrenos inestables o poco consistentes.
 
El trazado de una canalización puede atravesar terrenos inconsistentes o inestables (zonas pantanosas, hundimientos por bombeo de aguas subterráneas, terrenos mineros, compactación de terrenos para carreteras, etc.). En cada uno de estos casos, conviene estudiar el grado de hundimiento potencial y tomar todas las precauciones para minimizar los efectos que los movimientos de tierra pueden tener sobre las tuberías. Siempre es aconsejable realizar mediciones en el lugar de la obra.
 
Cuando se produce un movimiento de tierra, la experiencia demuestra que las canalizaciones deben poder soportar cualquier deformación producto de la masa de tierra en movimiento, en lugar de resistir las tensiones mecánicas (tensión axial y flexión) que, a menudo, son considerables. Con este objetivo, las juntas de enchufe PAM constituyen puntos de tensión y de flexión nulas, dentro su rango de desviación angular admisible.

En los casos de hundimientos extensos y uniformes, la junta otorga a las canalizaciones un comportamiento de cadena flexible. Evidentemente, los límites de deformación están fijados por la desviación y el desplazamiento máximos admisibles en cada junta.
 
Nota: en caso de que el hundimiento provoque alargamientos importantes  , una solución podría ser la de acerrojar las juntas y compensar este alargamiento colocando manguitos en los límites entre las zonas estables e inestables.