Instalación en pendiente

Agua

Fuerza axial

Si se sobrepasa una cierta pendiente, el rozamiento entre la canalización y el terreno es insuficiente para sostener la conducción. Conviene, por tanto, equilibrar el componente axial de la gravedad utilizando macizos de anclaje, juntas acerrojadas, o una combinación de ambos.
 
Simplificando, es necesario anclar una conducción cuando la pendiente supera:
  • el 20% en una conducción aérea,
  • el 25% en una conducción enterrada.

Anclaje tubo por tubo

Esta técnica es la adecuada para instalaciones aéreas.
  • Colocar un macizo de anclaje detrás de cada enchufe.
  • Dirigir los enchufes hacia arriba para favorecer el apoyo sobre los macizos.
  • Dejar un juego de 10 mm entre el extremo liso y el fondo del enchufe para que se puedan absorber las dilataciones (condiciones clásicas de colocación para las juntas EXPRESS y STANDARD).

Anclaje por tramo acerrojado

Esta técnica es la adecuada para instalaciones enterradas.
 
Consiste en anclar un tramo de canalización acerrojada:
  • mediante un macizo de anclaje colocado en cabeza del tramo, situado detrás del enchufe del primer tubo,
  • instalando un tramo adicional de acerrojado (“L”) en la zona plana detrás del codo altimétrico.
El esfuerzo axial máximo lo soporta la primera junta acerrojada situada detrás del macizo. Este esfuerzo es función de la pendiente y de la longitud del tramo acerrojado. La longitud máxima admisible debe calcularse en función de la resistencia máxima de la junta acerrojada.

Observación: Si la longitud de la pendiente supera la longitud máxima admisible del tramo acerrojado, la bajada se puede realizar mediante varios tramos independientes, cada uno anclado con un macizo de hormigón en cabeza. En este caso, las juntas situadas en los extremos de los tramos no deben acerrojarse.
Recomendaciones de uso: es absolutamente necesario realizar la instalación descendiendo desde el punto más alto para que las juntas acerrojadas se coloquen por sí mismas en tensión.