Instalación sumergida

Agua
Para realizar una instalación sumergida hay que emplear las técnicas más depuradas y tomar las mayores precauciones porque las canalizaciones sumergidas son de difícil mantenimiento y cualquier intervención se vuelve complicada, larga y costosa. Con las canalizaciones de fundición dúctil se pueden emplear métodos de instalación sumergida adaptados a la topografía del lugar y al régimen hidráulico de los cursos de agua que haya que salvar.

Contexto

En una red destinada al suministro de agua potable o de riego puede haber tramos de instalación sumergida por: 
  • atravesar cursos de agua impuestos por el trazado,
  • tomar agua en lagos o embalses,
  • instalarse longitudinalmente en el lecho de una corriente de agua.

Técnica

La solución elegida deberá cumplir con las siguientes restricciones:
  • resistencia a la presión interna y externa,
  • garantía de estanquidad interior y exterior a largo plazo,
  • resistencia mecánica frente a solicitaciones externas (evolución del perfil longitudinal, socavación, inundaciones…),
  • facilidad y rapidez en la instalación sabiendo que se pueden producir variaciones, a veces bruscas, del nivel de agua,
  • compatibilidad del sistema de canalizaciones, accesorios y juntas con la técnica de instalación que se vaya a emplear.

Vídeos

Instalación sumergida - Saint-Gobain PAM
1 / 1