Zinalium

Registros y rejillas

El revestimiento clásico de los tubos de DN 700 a 2000 de PAM está formado por una capa de zinc metálico (200 g/m2, como mínimo) aplicada mediante proyección y cubierta con una capa final de acabado. Se trata de un revestimiento activo apropiado para la gran mayoría de suelos.

Composición del revestimiento

El revestimiento de zinc está formado por:

  • una capa de zinc metálico aplicada mediante proyección (cantidad mínima: 200 g/m2, es decir, un 50% más respecto a lo establecen las normas francesa, europea e internacional, que prescriben 130 g/m2),
  • una capa de acabado (capa tapa-poros): pintura bituminosa (con un espesor medio de 120 micras) o equivalente.

Mecanismo de protección

La metalización del zinc es una protección activa gracias a la acción galvánica de la pila hierro-zinc. Su mecanismo es doble:

Formación de una capa de protección estable

Cuando entra en contacto con el entorno, el zinc metálico se transforma lentamente en una capa densa, adherente, impermeable y continua de sales de zinc indisolubles. Esta capa actúa como una pantalla protectora. Además de permitir la protección galvánica y la cicatrización, la capa tapa-poros favorece la formación de una capa estable e indisoluble de productos de conversión del zinc.

Auto-cicatrización de las partes dañadas

Es el primer mecanismo en activarse.
Una de las particularidades del revestimiento exterior de zinc es su capacidad para restaurar la continuidad de la capa protectora en pequeñas zonas que hayan sufrido daños puntuales.
Los iones Zn++ viajan a través de la capa tapa-poros hasta cubrir la zona dañada. Después se transforman en productos de corrosión estables e indisolubles.

Ventajas del revestimiento de 200 g/m2de zinc

PAM ha optado por aumentar la cantidad de zinc hasta los 200 g/m2 (en lugar de aplicar los 130 g/m2 prescritos por la normativa). Esto permite alargar considerablemente el tiempo en el que el zinc protege activamente el tubo.

Un aumento del 50% de zinc en el revestimiento aumenta considerablemente la vida útil de la protección galvánica.

Ámbito de empleo

La norma EN 545 recomienda el revestimiento de zinc para la mayoría de terrenos. Basándose en su gran experiencia, PAM lo ha escogido como revestimiento clásico de base para todos sus tubos.
Hay casos en los que es necesario reforzar el revestimiento de zinc con una manga de polietileno.
En los casos de corrosividad extrema del terreno, hay que aislar por completo el tramo de canalización que entra en contacto directo con la zona altamente corrosiva.
Consultar AGRESIVIDAD DEL TERRENO – REVESTIMIENTO EXTERIOR (DETERMINACIÓN).
Siempre que lo solicite el cliente, los equipos técnicos de PAM efectuarán estudios de terreno para recomendar el revestimiento exterior que mejor se adapte a cada caso.

Además, la protección proporcionada por el revestimiento de zinc es ideal para resistir las duras condiciones de transporte, almacenamiento y rellenado de la zanja: los tubos quedan protegidos de forma duradera gracias a la solidez del revestimiento.

Normas

EN 545: Tubos, racores y accesorios de fundición dúctil y sus uniones para canalizaciones de agua.
Requisitos y métodos de ensayo.
ISO 8179: Tubos de fundición dúctil. Revestimiento exterior de zinc.
Parte 1: Zinc metálico y capa de acabado.

Alimentariedad

El barniz tapa-poros posee un Certificado de Conformidad Sanitaria (ACS) y cumple con las disposiciones del Decreto del 29 de mayo de 1997.